5/11/15

Municipalidades momificadas


Al parecer los oídos sordos y la vista miope de los expertos en finanzas del Gobierno Nacional hacen que sea más aguda la crisis económica que viven las municipalidades, el Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP), la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP) y el mismo Gobierno Regional de Loreto. Y no es por otra cosa o que sea por causa de la poca objetividad, sino que la explicación es simple, la inercia que los hace indolentes ante el desbalance de lo presupuestado con lo que reciben mensualmente por asignación del canon petrolero. No son miles sino millones de soles que se han dejado de percibir por este concepto, y con eso el panorama es apocalíptico.

Estos organismos del Estado peruano reciben fondos provenientes de las rentas por la explotación del petróleo con lo que se financian los planes y proyectos. En este caso, el gobierno nacional se sustrae de la inversión pública y de otorgar fondos a las municipalidades, a la universidad nacional, al gobierno regional y al IIAP, encontrando que los dineros del canon son un gran alivio, los mismos que sirven para que el Estado peruano haga obras y presencia social en algunas regiones y particularmente en Loreto.

Ante el decrecimiento del precio del crudo de petróleo en el mundo, los porcentajes para las asignaciones de estos fondos también se vinieron al suelo llevando a situaciones críticas, con más severidad en este año, a las municipalidades de Loreto y otros organismos beneficiarios del canon petrolero que los lleva a un clima de desesperación.

Lo que está claro es que estas condiciones acarrearán conflictos generados por demandas insatisfechas de obras, servicios y personal especialmente en las municipalidades más pobres que no tienen posibilidades de la recaudación de ingresos directamente recaudados, es decir sus ingresos propios. Solo el Canon y el Foncomún son los dineros que reciben para su funcionamiento, pero si éstos no son mínimamente suficiente qué hacer. No quedará otra cosa que administrar lo que hay: crisis y miseria,

Desde hace algún tiempo, algunos meses atrás más exactamente, las municipalidades han pedido al gobierno nacional intervenga con un “salvavidas” a través de fondos de emergencia que sirvan para compensar lo que han dejado de percibir, lo que no ha tenido respuesta por parte del Ministerio de Economía y Finanzas.

Los presupuestos que se han estimado para este año no han podido ser financiados porque no hay dinero, lo mismo podría suceder el 2016 es por eso que urge una intervención sensata, sin mezquindades ni cálculos tacaños para resolver esta situación. Es conocida esa actitud por parte de los expertos financieros del gobierno nacional, pero ante situaciones críticas como las que se están dando se espera una reacción positiva que libere del sometimiento centralista a la economía de las municipalidades de Loreto.

Asimismo, se espera una reacción sin temores de los alcaldes de esta Región para exigir al Ejecutivo resuelva este panorama aflictivo sin más postergaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada