21/10/12

EXPOSICIÓN: “RIVER-CITY COEXISTENCE AND THE GREAT HOPE FOR OUR FUTURE



“La co- existencia río-ciudad y las perspectivas para el desarrollo futuro de nuestros pueblos ribereños”
Presentación de: Raúl Herrera Soria, Municipalidad Provincial de Maynas, en Hwacheon Youth Culture Center, 1F Grand Hall, 13.10 horas, Oct. 20; 2012, Hwacheon, Seoul, Korea, “2012 River Culture Forum”

Alguien me había comentado que los países miembros de este Foro alientan este encuentro porque carecen de agua, un poco que queriendo restar el valor y el interés con que debemos atender estas circunstancias. Eso no es cierto. Luego de las exposiciones de los representantes de Camboya, Rusia y Vietnam, y lo que pude apreciar aquí en Corea, aseguro que no hay tal escases ni ausencia de este recurso en estos países y por el contrario hay una tremenda abundancia del interés por aportar conceptos para mejorar las condiciones del agua como recurso hídrico y como elemento de soporte para una mejor vida de los pueblos que habitan sus riberas en cualquiera de los continentes.

He venido junto a otros compañeros desde Perú y tenemos una visión de la importancia que tienen las aguas fluviales en el desarrollo de la vida de los pueblos. Pensamos que cada cosa tiene su repercusión en el desarrollo socio económico de acuerdo a su realidad geográfica, social o económica. Somos parecidos pero a la vez diferentes. Los pueblos de Asia, claro que no todos, tienen un punto de apoyo valioso en el funcionamiento de las represas para las hidroeléctricas, y su valor ya se ha visto reflejado en algunos resultados que potencian el sistema energético con sus positivos efectos colaterales. En Perú la cosa es diferente. Las represas pueden ser fatales para el equilibrio ecológico de los pueblos amazónicos.

El río Amazonas da vida a millones de poblaciones que están en su cuenca. Es muy conocido que es una de las extensiones más largas y caudalosas del mundo, se extiende sobre 6,762 kilómetros y descarga sus aguas en el Océano Atlántico con un volumen de 200 a 220 mil metros cúbicos por segundo. La fuerza del torrente empuja el agua mar adentro a unos 100 kilómetros.

Estos conceptos son estadísticos como los que indican que el río Amazonas tiene la cuenca más extensa de la Tierra, con cerca de 7'165,281 km2. La cuenca amazónica representa el 1,40% de la superficie del planeta, el 4,82% de la superficie emergida o continental de la Tierra, y el 40,18% de América del Sur. Contiene cerca del 20% del suministro global de agua dulce de la Tierra, excluyendo los hielos polares. En la cuenca amazónica y zonas aledañas se encuentra más del 56% de los bosques tropicales, con más de 8 millones de hectáreas.

Todo este potencial de recursos que la naturaleza nos da lo tenemos que aprovechar sosteniblemente, aunque lo cierto es que estamos frente a una serie de amenazas sobre este clima de supervivencia de los pueblos amazónicos, que se ven amenazados por la creciente presencia de las compañías que exploran y explotan el oro y los hidrocarburos en diferentes zonas, o donde la actividad extractiva forestal o piscícola que obliga de alguna manera a la depredación y la aplicación de insumos que contaminan peligrosamente las aguas destruyendo indiscriminadamente la población ictiológica, el ambiente y hasta se arriesga la vida de los seres humanos que consumen las aguas provenientes de los ríos.

La vida de nuestros pobladores ha tenido una estrecha relación con el agua. Un pueblo no podía fundarse sin estar cerca de un ojo de agua, nuestros indígenas lo creyeron así, lo mismo los españoles que llegaron en el afán colonizador o evangelizador. Igual sucedía los que llegaban con fines económicos para buscar la riqueza que les daba la naturaleza en tiempos de la explotación cauchera. Es por eso que el amazónico vive cerca del agua porque estos proporcionan el sostenimiento necesario para su desarrollo.     

Los pobladores han mantenido una ligazón profunda con los ríos. La cosmovisión de nuestros hermanos amazónicos se fundamenta en tradiciones, costumbres e historia casi siempre basadas en leyendas y mitología. Ahí se habla de personajes mitológicos surgidos de las aguas, se dice de ninfas, se habla de sirenas encantadas, se habla de tritones a los que llaman yacumama, de delfines rosados fantásticos que toman forma humana que se relacionan con las personas de los pueblos y ciudades. La mitología amazónica y sus leyendas siempre se vinculan con las aguas, con seres surgidos de los lagos o de los ríos donde a decir de los pobladores suburbanos se ven pasear barcos nocturnos extraños que de pronto desaparecen de la realidad. Esto es indesligable y en la realidad de los hechos caminamos así, con un cordón umbilical unido a la naturaleza.

Los ríos que conforman la cuenca del Amazonas juegan un papel importante en el rol socioeconómico. Las industrias depende de este recurso, el transporte se efectúa sobre ella conformando las grandes avenidas, ahora mismo la industrial mundial camina sobre el prospecto de una vía interoceánica que integre al Pacífico con el Atlántico mediante carreteras y ríos para acortar distancias y disminuir costos, la prospera industria turística tiene en el Amazonas un fundamento importante para su crecimiento.

La reciente elección del río Amazonas como una de las maravillas naturales del mundo, es un punto de soporte para poder ofrecer mediante esta actividad todas las  riquezas que tenemos en los lagos que conforman nuestras reservas naturales existentes como la Pacaya y Samiria, tan gigante y prodigiosa o la del tipo científico como la Allpahuayo-Mishana. El turismo es para nosotros una gran posibilidad de crecimiento económico, por lo que tenemos y el aprovechamiento justo y sostenible de lo que la naturaleza nos ha entregado.

Vengo de una ciudad con grandes potencialidades que es el punto de partida para una serie de lugares que son de gran riqueza en su biodiversidad y en todo esto el agua es un atractivo comparable con cualquier maravilla mundial. Iquitos es una ciudad que reúne un conjunto de elementos capaces de cautivar a los que nos visiten. Tenemos una ciudad que está rodeada de ríos, agua fluvial en abundancia, edificios que son monumentos históricos que nos recuerdan a una ciudad cosmopolita de los años de prosperidad cauchera que podría haber sido diseñada por algún arquitecto europeo y una población sumamente hospitalaria. No duden al momento de decidir por hacer turismo de visitar Iquitos, allí en Perú, donde la amabilidad con nuestro sentimiento tropical se funden para hacer a nuestro visitante uno más de nosotros.

Queremos unirnos a todos los países del mundo en el afán de cuidar lo que ahora parece abundante: el agua. Este recurso podría acabarse, si es que no lo cuidamos, si es que no nos preocupamos en evitar que se siga destruyendo por la mano del hombre, mucho de los cuales aún siguen inconscientes de que las aguas y el verde necesitan protección y cuidado.

Finalmente tengo que hacer una reflexión: la Amazonía es la región que está influenciada por la extensa cuenca del río Amazonas; somos una región compleja y heterogénea, a pesar de la difundida creencia de que es homogénea, de que todo es igual. Las condiciones ecológicas, geográficas y humanas son muy variables. La delimitación no es nada fácil para fines de desarrollo, porque "existen muchas amazonías", según el enfoque de los especialistas en suelos, forestales, recursos hidrobiológicos y otros aspectos. Ciertamente es una región de grandes posibilidades que debe manejar racionalmente sus diferentes ecosistemas sin destruir el bosque y los recursos hidrobiológicos. 

Saludo en nombre de mi gobierno municipal, miembro de este Foro Mundial, de la Municipalidad Provincial de Maynas, y de nuestra alcaldesa Adela Jiménez, este esfuerzo que ha desarrollado el gobierno de Hwacheon, aquí en Corea, por llevar adelante encuentros y espacios de debate de este tipo que sirven para despertar la atención de organismos como las Naciones Unidas, a la que sugerimos debe conformar un pliego dedicado al cuidado de las aguas de los ríos y de su humanidad.  Esta mañana, aquí en este salón nos dijo -muy bien-, nos recordó y arengó con vehemencia uno de los sabios e investigadores coreanos más importantes, el profesor Chung Kyung Soo que SIN RÍOS NO HAY VIDA… un mensaje cierto que resume nuestras conversaciones y advierte con suavidad al mundo las durezas que queremos evitar.


Hamsamirá, Thank you, Muchas gracias.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada