4/11/10

LOS DESAFÍOS DE CHARLES ZEVALLOS

La situación financiera por la que atraviesan los gobiernos locales en todo el país hace difícil el camino que emprenderán los alcaldes electos. En Loreto la situación no es ajena a esta condición, aquí las asignaciones con que las Municipalidades financian su funcionamiento han sido afectadas seriamente con una disminución progresiva que empalidece las proyecciones en las que se incluyen planes, programas y proyectos de ejecución municipal.

Las autoridades electas deben estar mirando el panorama con mucha preocupación. Ahora mismo, fuera de los porcentajes alcanzados en la votación, en el caso de la provincia de Maynas debe ser seguro que Charles Zevallos Eyzaguirre entiende que le espera un camino muy complicado, algo que debe ser motivo de su mayor atención. Las promesas de campaña deben ser implementadas y en ellas deben invertirse fondos que son cada vez más escasos. Sumados a éstas se encuentran las propias responsabilidades funcionales de la Municipalidad, es decir las actividades que corresponden a la operatividad comunal.

DE ARMAS TOMAR

La figura de la economía municipal en Maynas tiene elementos que no deben ser soslayados, como por ejemplo el canon petrolero que cada vez está más reducido, el Foncomún y los ingresos directamente recaudados se muestran seriamente mermados, a más de las relaciones contractuales (que se deben cumplir sí o sí) que hacen sumamente pesada la cartera de compromisos financieros que se ´heredan´. Todo esto hace pensar que el camino será difícil.

El alcalde electo de Maynas es una persona de ´armas tomar´ que debe ahora fijar su ruta de gobierno con sobriedad, serenidad y mucha responsabilidad. Debe estar consciente que con lo que tiene a la mano no será suficiente, que debe apelar a su capacidad de gestión para obtener recursos económicos más allá de los existentes en la fuente municipal y procurar la cooperación o los acuerdos con otras instancias gubernamentales o con organismos de la actividad privada para construir su mandato con resultados.

Aunque uno de los elementos básicos para ayudar a mejorar la economía municipal se ubica en las interioridades de la propia gestión: mejorar los ingresos propios. Para esto deberán implementarse las acciones necesarias para fortalecer la cobranza de los tributos municipales, medida que debe ser coherente con el mensaje de que los aportes del vecino serán retribuidos en las obras de infraestructura o con servicios de mayor calidad.

Charles Zevallos tiene experiencia en estos menesteres, sabe lo que es hacer obras con poquísimos recursos, conoce lo que es tocar puertas para buscar ayuda financiera para fortalecer su gobierno a favor de su comunidad. Esta no es ocurrencia desde el punto de vista especulativo, sino que resulta del camino andado, de la historia donde no se debe olvidar su paso como alcalde exitoso en el distrito de Punchana a cuya capital (la villa del mismo nombre) la transformó en una de las localidades con mayores cualidades residenciales, merito que alguien o cualquiera–cuán más mezquino que sea- no ha podido ni podrá negar.

CONTRA LA CRIMINALIDAD

Todo esto es un gran desafío que tiene que encarar el alcalde Charles Zevallos. Ganar, relativamente pudo ser más fácil, vencer estos obstáculos es su gran tarea, es el compromiso severo y sumamente fuerte. Este es un tremendo desafío de hacer de Iquitos una ciudad segura, ordenada, limpia, con mayor infraestructura, con presencia social, con rostro humano.

El flamante alcalde deberá enfrentar lo que no se ha podido controlar en la ciudad: el avance de la criminalidad para lo cual debe ir más allá del discurso, comprometerse con resolver la demanda insatisfecha de seguridad ciudadana asumiendo las experiencias de la mano de los conocedores o buscar el canal mediante el cual se pueda obtener conocimientos y prácticas que conduzcan al equilibrio de la afectada seguridad que ha hecho de la capital de Loreto una ciudad de alto riesgo. Esa es una prioridad.

En ese sentido el alcalde debe empoderarse del liderazgo que le corresponde ante el gravísimo problema de la indefensión y criminalidad urbana y armonizar las acciones para ejecutar un contundente plan al frente del Comité de Seguridad Ciudadana para lo cual deberá convocar a las autoridades policiales, judiciales y fiscales para definir un plan de urgencia. Pero no es menos cierto que en esto deberá evaluarse también el marco legal actual, para posibilitar resultados, en lo que será fundamental la coordinación entre los desiguales cuerpos del Serenazgo y de la Policía Nacional, institución clave que depende del Ministerio del Interior y del Poder Ejecutivo.

CHARLES FRENTE AL FUTURO

Charles Zevallos en sus cualidades y su estilo personal de conducir las cosas debe estar ahora revisando sus cuadros profesionales que respondan con capacidad a los actuales momentos en que se agrupan situaciones claras que deben encaminarse: estado económico y financiero, real situación infraestructural, actitudes reales de ordenamiento comercial de la ciudad y el caótico servicio de transporte público, entre los que se encuentran las líneas de ómnibus y los motocarristas.

Charles Zevallos, si bien es cierto durante la campaña se ha mostrado duro, directo y puntual en sus opiniones, ahora luego de los huracanes electorales parece abrir su administración de gobierno hacia una amplia base política para componer un equipo capaz de conducir eficientemente la provincia. Tal es la tónica que debe caracterizar esta nueva gestión, cuyos frutos se verán en los próximos cuatro años, que debe hacer del diálogo, la transparencia y la participación vecinal sus herramientas principales.

Se deben tender puentes. Hay mucha expectativa cifrada en lo que haga el alcalde electo de la capital loretana. Se espera mucho de su capacidad de liderazgo y del cumplimiento de sus ofrecimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada