21/10/10

EL ÉXITO DE ONUS FRENTE AL DEBUT Y DESPEDIDA DE LAS BLUE STARS

LA SELVA VIBRA CON EL ROCK EN ESPAÑOL

Eran los tiempos de ONU´S u ONW´S, grupo roquero que causó furor entre la juventud iquiteña. Solamente como aficionados, al igual que otros grupos de esa contemporaneidad, interpretaban sus canciones, todas cover y nada originales como los demás, haciendo temblar e irritando las gargantas con los emocionados gritos de las fans, con la musicalización de las afamadas canciones del momento, que marcaban de una manera muy afiebrada la moda del rock en español durante el segundo lustro de los 80´s.

Por nuestro lado, junto a mi estaban fortaleciendo nuestra empresa del espectáculo socios y amigos entre los que naturalmente destacaba la voluminosa figura del desaparecido Hugo Weisselberger Vílchez, o la de Jorge Gutiérrez Zumaeta y Carlos Peña Reátegui. Nuestra propuesta no solamente era alcanzar lo que ya habíamos logrado, es decir llenar las salas de baile más famosas de Iquitos con los grupos PAX, Fuego, Xendra, Crash y otros, sino que iba más allá: a la promoción de artistas jóvenes y valiosos como ellos.

Con ONU´S (ONW´S) acordamos que debíamos representarlos, promocionarlos y presentar sus espectáculos. Ahí estaban Alfredo Paz Zamora, Víctor Sifuentes Peña, Piero Cetraro Baquero, Marco Antonio Ruíz Rojas, Pedro Solís, Carlos Cuadra y Omar Paz y junto a ellos el gordo José Fernando Hoffmann Soto, una especie de líder administrativo, que sin duda alcanzaron tremenda notoriedad y que llegaron a ser lo más sensacional interpretando canciones famosas como “Persiana Americana”, “Martha tiene un marcapasos”, “1…2… 3 Violento”, los archipopulares éxitos de los españoles Hombres G y tantos otros más. Con ellos habíamos logrado la corona, habíamos alcanzado el éxito, eran verdaderos ídolos locales ante una onda de apariciones de grupos similares que no lograron siquiera igualarlos.

Cada domingo a las 6 de la tarde, nos habíamos decidido ´regalar´ a los jóvenes fiestas juveniles sin licor y con los auspicios de la embotelladora Industrial Iquitos S.A., se armaban las fiestas en el local del Centro Social Internacional frente a la plaza de Armas, hasta donde los chicos llegaban desde diversos puntos de la ciudad y podrían ingresar pagando el valor de una botella de Coca Cola, una Fanta o una Sprite. La buena onda seguía hasta las 10 de la noche con los ONU´S interpretando a todo volumen el rock del momento y elevando las pasiones de tantas chiquillas que bailaban hasta el cansancio. Esa era la parte semiprofesional de estos chicos que al poco tiempo se incorporaron a otros grupos musicales mayores. El volumen de asistencia llegaba a su éxtasis al momento de terminar la misa de las 7 de la noche en la Iglesia Matriz iquiteña.

FRÁGILES ESTRELLAS AZULES

Entonces decidimos por algo que nos parecía importante: lanzar un nuevo proyecto, quizá una curiosa y riesgosa aventura. Discutimos la necesidad de formar un grupo tan exitoso como ONU´S pero esta vez con chicas que conformarían una agrupación roquera, que podría romper todos los esquemas, que quizá llegue a la edición del disco de vinil ya que no eran tiempos de la digitalización y las computadoras, y aspirábamos su presencia artística en escenarios de la órbita nacional; en nuestros arrestos tratamos de construir con las Blue Stars la figura roquera que semeje en esos tiempos a la de las dominicanas “Chicas del Can”, marcando las naturales distancias. Es decir cubrir un nicho en este mercado donde pocas mujeres, agrupadas musicalmente, aparecían con fuerza para posesionarse e imponerse en el mercado artístico, por lo menos nacional.

Un sueño que tratamos hacer realidad emprendiendo una búsqueda, sin parar, entre el poco talento existente en Iquitos. Convocamos jovencitas para un casting para dar con las que puedan ser capaces de interpretar los instrumentos musicales con que funcionaría el grupo. Fue difícil, no había mucho porque elegir, en medio de la escasez de talentos se hizo la selección y a continuación llegaron los ensayos que estuvieron a cargo de músicos experimentados, a quienes contratamos con este propósito, de instruir a las chicas en el manejo de cada instrumento musical. Mientras tanto discutíamos cuál sería el nombre del primer grupo roquero femenino de Iquitos y del país; y finalmente se decidió que sería BLUE STARS.

Mientras las chicas comenzaron a dar forma a la idea, dos de ellas, la bajista y la baterista se iban retrasando o estarían “muy duras” para el manejo de los instrumentos musicales. Antes de recibir este adverso informe de parte de los instructores, ya se había decidido preparar un concierto juvenil de lanzamiento. Un error de apresuramiento. Se decidió fecha y que el lugar sería el cine teatro Atlántida de la calle Arequipa, en un horario matinal de sábado, debido a que entonces las mañanas dominicales estaban destinadas a la proyección de las famosas funciones matinales especialmente para menores.

Las entradas estaban vendidas en un alto porcentaje. Me reportaron que las preventas habían alcanzado casi el 80 por ciento de los asientos, y éstas se habían logrado colocar en los colegios secundarios de donde provenían las señoritas BLUE STARS. El miércoles en la noche se nos hizo conocer una noticia: El grupo no estaba en condiciones para el concierto. Sin embargo el espectáculo no podía parar, postergarse y menos cancelarse.

¿Qué hacer?

Las discusiones sobre este tema condujeron a una decisión: Sí, las BLUE STARS debían actuar en el programado concierto de lanzamiento.

¿Pero, cómo?

Habría que fabricar un grupo humano compacto para la ocasión y eso resultaba casi imposible, por decir lo menos.

Salvar la situación era sumamente difícil.

¿Acaso sería vistiendo de mujer a hombres (músicos profesionales) que salven la urgencia? No.

Si la bajista y la baterista no habían cuajado ¿habrá que retirarlas? No.

La solución surgió y con firmeza, habría que jugárselas entero.

El grupo completo sube al escenario.

Efectos de luces, cortinas que se corren y la música suena.

En este ínterin, la baterista y la bajista se colocarían en esquinas donde haya poca iluminación y con equipos desconectados, con ellas haciendo la simulación de estar interpretando las músicas. Detrás del telón de proyección de las películas de cine, un par de profesionales interpretando realmente lo que las dos chicas BLUE STARS no podían hacer.

Uff, menos mal que solamente fueron ´largos´ 40 minutos de música, de angustioso show. Un éxito rotundo, aplausos y la ovación a rabiar. Las chicas emocionadas al concluir la que fue su función de debut y despedida.

Angustiados por la falsa victoria, decidimos que nuestras exitosas roqueras nunca más volverían a vestirse de estrellas azules y de ningún color, ya que el proyecto fue una osada aventura que jamás debió ser vivida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada