30/10/10

ANTONIO RAIMONDI EN LORETO

Una de las calles más importantes de la ciudad de Iquitos lleva el nombre de este sabio italiano y así como en la capital loretana, existen muchas más en el resto del país. En su memoria se han creado dos distritos en territorio peruano, uno de ellos en la provincia de Bolognesi en Ancash y otro en la provincia de Atalaya en la amazónica Región Ucayali.

La celebridad de Antonio Raimondi Dell'Acqua, que es así como se llamaba, se debe a su gran labor científica como investigador, geógrafo, escritor y catedrático. Su legado se fija en su esmerado estudio de la fauna, flora y geología del Perú, al que dedicó su vida.

Su presencia en Loreto ha sido determinante para el conocimiento geográfico de esta extensa región de la Amazonía y lo que es también importante es su profunda labor de investigación de los recursos naturales y los habitantes especialmente de los pueblos selváticos. Una de sus obras es considerada como un aporte sustancial a las bases científicas de diversas disciplinas dedicadas a la ciencia en los actuales momentos.

Al revisar apuntes sobre la labor de Raimondi se puede apreciar que con mucha estima se describe que la obra más sobresaliente de Raimondi es "El Perú", editada en seis tomos entre 1875 y 1913, en cuyas líneas se alienta y aconseja a todos los peruanos –de forma directa- a estudiar las riquezas naturales del Perú, hecho que lo convierte por virtud, para muchos historiadores y escritores, como un verdadero peruanista.

Para recordar su presencia en tierras loretanas, debemos primero hacer un repaso cronológico de su vida. Antonio Raimondi nació en Milán Italia el 19 de septiembre de 1824, siendo sus padres don Enrique y doña Rebeca; llegó al Perú desembarcando en el puerto del Callao el 28 de julio de 1850, poco antes de cumplir los 26 años de edad. Ese mismo año el médico peruano Cayetano Heredia le encargó la organización del Museo de Historia Natural del colegio Independencia en Lima. A los 45 años, el 2 de septiembre de 1869 Raimondi contrae matrimonio con la huaracina (natural de la ciudad de Huaraz, región Ancash al norte de Lima) Adela Loli, con su esposa tuvo 3 hijos: Enrique, María y Elvira. Su deceso se produjo en San Pedro de Lloc (región La Libertad) el 26 de octubre de 1890.

Su aporte bibliográfico es imponente, con ediciones sobre estudios que efectuó sobre la botánica en su aplicación a la medicina y la industria, las riquezas naturales de las tres regiones del país, geografía, geología, tratamiento de aguas potabilizadas en el Perú, sus apuntes de Loreto como una provincia litoral, es decir en toda su gran extensión, obra ésta que fue editada en los talleres de El Oriente, post mortem en 1942.

Antonio Raimondi hizo dos viajes a Loreto entre 1859 y 1869. En las dos ocasiones, vamos a explicar como referencia su arribó a Yurimaguas. Luego de su paso por la conocida Perla del Huallaga, el sabio italiano dejó sus interesantes anotaciones, todas ellas con muchos detalles que fueron incluidas en su gran obra “El Perú”.

A cada recorrido, el científico acompañaba sus invalorables mapas, que fueron un singular aporte geográfico. Las anotaciones que se hacen de la vida de Raimondi nos permiten conocer que su primer viaje a Loreto, comisionado por el gobierno fue entre 1859 y 1861, el mismo que se extendió por 23 meses. En un segundo viaje, en 1869, su presencia fue por un tiempo mucho menor.

En las anotaciones que hacía Antonio Raimondi nos hace una descripción interesante que nos traslada hacia esos lejanos tiempos. Especialmente cuando narra cómo vivían los habitantes de Yurimaguas. Dice que “…es uno de los puertos que tiene mejor vista al río. En efecto, después de desembarcar, se sube por un pequeño camino, con palos atravesados a modo de escalones hasta llegar a la meseta donde se encuentra el pueblo…”. Luego describe la actividad comercial de esos tiempos (1859): “Los tejidos tocuyo sirven de moneda para el trueque; hay de 3 clases: el hecho en el país (en la región), el inglés y el norteamericano…”. Y luego es más claro explicando que “…en Yurimaguas se emplea como moneda a los anzuelos y a las agujas…”.

Llegado el año 1869, Raimondi arribó a Loreto por segunda vez y su visión del panorama que se vivía en la hoy capital de la provincia de Alto Amazonas es diferente. “He aquí al cabo de 9 años, veo en parte realizado el sueño… un vapor de 150 caballos de fuerza se halla en el puerto. Un gran techado, que no existía en aquellos tiempos, se eleva a la orilla del río, para precaver de la intemperie a gran número de mercaderías de toda clase, que ha traído del Brasil dicho vapor. Numerosas canoas que van y vienen por todos lados, llevan víveres, carga y pasajeros. Animados grupos de personas vestidas a la europea, contrastan con los casi desnudos y semi-salvajes indios que hace pocos años eran los únicos habitantes de esta región y, por último, en el pueblo inmediato, sus ruinosas y miserables chozas han sido reemplazados con sencillas pero bien construidas casas de paredes blanqueadas…

Yurimaguas es hoy uno de los lugares más importantes del Huallaga, pues a él llegan vapores una vez al mes y descargan todas las mercaderías que se consumen en Moyobamba y en los pueblos inmediatos…”.

Antonio Raimondi fue la figura científica que en su sufrido recorrido por ríos y tierras de aquellos años difíciles, fue dejando descripciones valiosas para el conocimiento de la ciencia y la historia del Perú y la naturaleza. Ciertamente a su memoria se le ha tributado honores que no corresponden al nivel de sus aportes la cultura científica del Mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada